Viajando solo y estar siempre rodeado de gente

El viajar solo no implica estar siempre solo ni mucho menos, es una forma de viaje muy personal y auténtica. En muchas ocasiones te fuerzas a hacer cosas que nunca harías si viajas con otra o más personas. Tratas de ser más extrovertido, afrontas nuevas barreras y estás en continuo movimiento, todo depende de ti mismo, de uno solo.

Si eres algo tímido y no sabes cómo hacer nuevo amigos o conocer gente nueva, no te preocupes porque es algo que cuando viajas sale de forma espontánea. Estas son algunas anécdotas y consejos que he ido aprendiendo a lo largo de mi viaje.

Cómo conocer a gente nueva:

  • Busca alojamientos compartidos, como hostels o Airbnb con bastante gente, casi siempre hay otros viajeros con la misma buena actitud que tu y con ganas de conocer gente y pasar buenos momentos.
  • Coachsurfing, tiene una opción de publicar e ir a tomar algo con locales.
  • MeetUp, aplicación web donde gente normal se reúne con intereses comunes, como puede ser bailar salsa, yoga, ir a correr con cerveza, conversación en español… Cada vez que llego a una ciudad miro todos los grupos por si hay alguna actividad que me interese mucho.
  • En EEUU las Iglesias son muy importantes, hay un montón de Iglesias. El domingo pasado estuve en una Presbiteriana Coreana donde la mitad de la ceremonia es en inglés. Al acabar hay abundante comida, hasta me dieron una bandeja con comida para llevar. Encantadores y conoces a mucha gente, ve a alguna iglesia que te interese, el próximo fin de semana voy a ir a un Hippie y también hay una gran comida (la comida es lo de menos, lo mejor es poder hablar y compartir con locales).
  • Ir a tomarte algo a un bar, es muy típico hablar con desconocidos en un bar.
  • Viajar mediante HelpX, Coachsurfing, Wwoofing, Workaway o cualquier forma de viaje que suponga vivir y ayudar a los locales.
  • En todos los momentos que tengas a lo largo de tu viaje deberías obligarte a hablar con desconocidos, ser simpático y cortés. A la gente le encanta hablar con viajeros, te sorprendería la facilidad.
  • Ofrecerte a cualquier tipo de voluntariado que encuentres, he participado en todo tipo de eventos a lo largo de EE.UU., arte, permacultura, navegación, ayuda a desfavorecidos, etc.
  • Ofrece clases particulares en la localidad donde te encuentres, además de poder ganar algo de dinero conocerás a gente, y si eres bueno enseñando te saldrá la jugada redonda.

Anécdotas hay un montón, pero destacaría dos:

En Cuba, nada más aterrizar, en la cola de la casa de cambio conocí a mi buen amigo Arturo “El Mexicano”, que había llegado sin alojamiento, no sabía salir del aeropuerto… Así que nos fuimos juntos en la guagua de los trabajadores del aeropuerto (yo tampoco sabía cuál era, pero conocimos a un trabajador que nos llevó). Desde entonces somos grandes amigos, en 2017 vamos a recorrernos Mexico en moto.

En Savannah conocí a Jonathan y Daniels mediante Workaway, desde el primer momento forjamos una relación sólida y de confianza mutua, me están ayudando mucho en mi viaje y yo a ellos en la gestión de su negocio. El padre de Jonathan es pastor en la iglesia coreana presbiteriana a la que fui el domingo pasado, la madre es encantadora y es una de las mejores personas que he conocido, me han enseñado muchos valores y han compartido su buena energía conmigo.

 

Arturo (izq), amigo cubano, Manola y yo

Arturo (izq), amigo cubano, Manola y yo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *